Creamos un instrumento que permite liberar las manos del terapeuta de la presión ejercida en la práctica clínica. Se puede sentir la conexión entre las manos y las piezas de obsidiana.

Los protocolos establecidos del uso de las piezas de obsidiana han demostrado resultados en los tratamientos convencionales de fisioterapia, siendo una herramienta ideal para apoyo en patologías de los tejidos blandos del aparato musculo-esquelético.